Hoy en nuestro 2×1 les traemos dos películas que esperamos con mucha ansia a que se estrenen … y que con suerte se estrenaran en nuestro hermoso país a fin de año.

La primera peli de la que les queremos contar fue muy buen recibida por los críticos en el Festival de Cannes este año. Todd Haynes junta la ética actoral y elegancia de Cate Blanchet, con la juventud, frescura y sensualidad de Rooney Mara (la guapa, muy guapa chica del dragón tatuado)… y nos trae CAROL.

Esta novela de Patricia Highsmith que para su publicación se vio inmersa en infinidad de rechazos por su temática lésbica, relata un Nueva York de los años 50s que estaba no sólo en el boom industrial después de la Segunda Guerra Mundial, si no también en la catarsis por la lucha de los derechos de las mujeres… donde una señora adinerada y de familia, se enamora de una joven empleada de una tienda departamental.

Valdrá la pena seguirle la pista a esta conmovedora historia que finalmente llega al cine con un título compartido para mejor actriz del Festival de Cannes 2015 entre Rooney Mara (Carol ) y Emmanuelle Bercot (Mon roi).

Una probadita de Carol

 

Por otro lado, Ellen Page es lo único que necesitan saber de la próxima recomendación para creer que será garantía.

Resultase ser que en 2008 salió Freeheld, un corto documental que trataba del largo y tedioso proceso en el que Laurel Hester una ex policía, trata de dejarle sus beneficios a Stacie Andree (su pareja), después de ser diagnosticada con una enfermedad terminal. Este documental tuvo tal impacto, que ese año se llevó el Oscar como mejor corto documental.

No mucho después, se empezó a trabajar en adaptar el corto para la pantalla grande. Lo que nos trae de vuelta a Ellen Page representando a Stacie Andree y como si esto fuera poco, a Julianne Moore como Laurel Hester. Una gran película sobre la importancia de los derechos de la comunidad LGBT y por supuesto grandes actuaciones.

Con estas dos películas nos podemos dar cuenta que el cine de calidad ya no sólo trata de “lo mismo de siempre”, y que la importancia de reflejar nuestra realidad ya no sólo se trata de escasas producciones con bajo presupuesto y actores pocos. A celebrar el amor en todos sus envases, formas y colores…